Viento en popa a toda vela

Hoy en día cualquiera puede navegar por Internet. Si tienes un negocio, la comunicación on-line puede salirte muy barata, especialmente si todo va viento en popa. Solo hay que fijar un rumbo para no perder el tiempo yendo a la deriva.